Un ciudadano o residente de los Estados Unidos participa en la aplicación del perdón (Exención – Waiver). La evaluación psicológica para el perdón (exención – waiver) explora y documenta las dificultades que tendrá el ciudadano o residente de los Estados Unidos si permanece en los Estados Unidos sin su pariente o si se muda al extranjero para estar con su pariente.

Una evaluación psicológica para el perdón (exención – waiver) documenta las dificultades (hardships) que pueden incluir diagnósticos de salud mental, complicaciones médicas, deterioro del funcionamiento social y laboral y dificultades financieras. Guiados por la jurisprudencia y los estándares legales, identificamos las dificultades dentro de varias categorías (Ej: finanzas, vivienda, necesidades médicas, problemas académicos, riesgo de suicidio, condiciones del país, etc.). Luego, evaluamos el impacto que estas dificultades tienen en la adaptación emocional y social.

Todas las evaluaciones incluyen una evaluación del abuso y el trauma, ya que estos son factores que aumentan el riesgo de dificultades emocionales, y ayudan a establecer la gravedad y la naturaleza duradera de los problemas de salud mental. Un historial de trauma y/o condiciones de salud mental preexistentes ayudan a documentar que la persona tiene vulnerabilidades de salud mental que NO están relacionadas con los problemas de inmigración.